Cirugía de Vejiga Quito Dr Sebastian Hervas Urólogo Quito-min

Descripción general

_

La cistectomía es una cirugía para extirpar la vejiga urinaria. El procedimiento para extirpar toda la vejiga se llama cistectomía radical. En los hombres, esto generalmente consiste en extirpar la próstata y las vesículas seminales. En las mujeres, la cistectomía radical generalmente implica la extirpación del útero, los ovarios, las trompas de Falopio y parte de la vagina.

Después de extirparte la vejiga, el cirujano también necesitará crear una nueva manera de almacenar la orina y de que esta salga de tu cuerpo. Esto se denomina derivación urinaria. El cirujano analizará qué opciones de derivación urinaria pueden ser apropiadas para ti.

¿Por qué se realiza?

El proveedor de atención médica puede recomendar la cistectomía para tratar lo siguiente:

  • El cáncer que comienza en la vejiga o se disemina hacia ella.
  • Irregularidades en el sistema urinario presentes en el nacimiento.
  • Trastornos neurológicos o inflamatorios que afectan al sistema urinario.

El tipo de cistectomía y reconstrucción a los que te sometas depende de muchas cosas, como el motivo de la cirugía, tu salud general y tus preferencias y necesidades de atención médica.

Procedimiento de derivación urinaria

Tu equipo de cirugía hablará contigo sobre el tipo de derivación urinaria que te realizarán. Con la derivación urinaria, la orina se almacena y sale del cuerpo de una manera nueva después de la extracción de la vejiga. Los objetivos de la derivación urinaria son facilitar el almacenamiento seguro y la eliminación oportuna de la orina. Tus médicos también querrán conservar tu calidad de vida de la mejor manera posible.

Diferentes tipos de derivación urinaria pueden requerir diferentes dispositivos. Estos pueden incluir tubos o bolsas recolectoras de orina. Estos dispositivos se deben usar y limpiar correctamente. El personal de enfermería u otro miembro del equipo de atención médica te enseñarán a usar y cuidar estos dispositivos. Esto les ayudará a ti o a un proveedor de atención médica a estar preparados para asumir este rol después de tu cirugía.

Las alternativas a la cistectomía comprenden las siguientes:

  • Cirugía abiertaEste enfoque realiza una sola incisión en el abdomen para acceder a la pelvis y la vejiga.
  • Cirugía de invasión mínimaCon una cirugía de invasión mínima, el cirujano realiza diversas incisiones pequeñas en el abdomen, donde se insertan herramientas quirúrgicas especiales para acceder a la cavidad abdominal. Este tipo de cirugía también se conoce como cirugía laparoscópica.
  • Cirugía robóticaLa cirugía robótica es un tipo de cirugía de invasión mínima. El cirujano se sienta en una consola y opera en forma remota las herramientas quirúrgicas robóticas.
Resultados postquirúrgicos

La cistectomía y la derivación urinaria son importantes para los tratamientos que prolongan la vida. Pero estas cirugías causan cambios de por vida en la función urinaria y sexual que pueden afectar tu calidad de vida. Con tiempo y apoyo, puedes aprender a controlar estas transiciones. Pídele a tu equipo de atención médica recursos comunitarios o grupos de apoyo que puedan ayudarte.

Evacuación de orina

La neovejiga funciona de manera muy similar a la vejiga original. Pero es posible que lleve un poco de tiempo para que la neovejiga funcione bien. Inmediatamente después de la cirugía, es posible que tengas problemas para controlar la vejiga (incontinencia urinaria). Esto podría suceder hasta que la neovejiga se estire y adopte el tamaño normal, y los músculos que la sostienen se fortalezcan. Ayuda a mantener un programa regular de micción. Es posible que necesites usar una sonda para drenar completamente la vejiga.

Si tienes un estoma, los cuidados médicos adecuados del estoma ayudan a evitar complicaciones. Necesitarás vaciar una bolsa colectora de orina o usar una sonda a través del estoma varias veces al día. También deberás prestar especial atención a las instrucciones para mantener y desechar los dispositivos.

Cambios sexuales

Una cistectomía y derivación urinaria a menudo afectan la actividad sexual. Tu proveedor de atención médica o un especialista en salud sexual pueden ayudarte a abordar las inquietudes y recomendar maneras de mejorar las experiencias sexuales que tienes con tu pareja. Para las mujeres, la extracción de tejido vaginal durante la cirugía puede hacer que la estimulación sexual o el coito sean incómodos después de la cirugía. El daño en los nervios también puede afectar la excitación y la capacidad de tener un orgasmo.

Para los hombres, el daño en los nervios durante la cirugía podría afectar la capacidad de tener erecciones. La extracción de la vesícula seminal y la próstata significa que ya no podrás eyacular. Si bien los hombres pueden seguir teniendo orgasmos, estos serán «secos».

Puedes sentirte incómodo con la intimidad debido a un estoma o bolsa externa. Para minimizar posibles pérdidas, vacía la bolsa antes de tener relaciones sexuales. Una funda de la bolsa de ostomía, faja o parte superior ajustada pueden asegurar la bolsa y mantenerla alejada. Tal vez desees experimentar con diferentes actividades sexuales o posiciones para descubrir qué te resulta cómodo.